Creaste tus redes sociales y le diste luz verde a esa relación que debe existir entre todo artista y sus seguidores. Al principio no sabías mucho acerca del arte de publicar contenido propio, recibir likes y mantenerte en comunión con tu público. Pero, poco a poco, tu comunidad fue creciendo y te diste cuenta de que es una forma muy eficiente de mantenerte en la palestra.

Sin embargo, algo pasó. De pronto, ya no tienes la misma receptividad, no hay engagement. Estás quedando atrás. Resulta que hay ciertos detalles que estás ignorando y que se vuelven cada día los mejores asesinos de tus redes. A continuación te los presento cada uno para que puedas atacarlos a tiempo:

1.- Poca variedad

No puedes publicar siempre el mismo contenido. Si estás promocionando un tema, por ejemplo, y un diseñador te hizo un arte de lo más cool, no es recomendable que postees el mismo arte 10 veces. Ya sea en Instagram, Facebook o Twitter, la gente automáticamente le prestará poca atención a sabiendas de que ya vio lo mismo anteriormente. Hay diferentes canales en los que puedes compartir bien sea audio, video o imagen, para que no aburras.

2.- Falta de planificación estratégica

Un perfil social sin estrategia es como un barco sin timón. La planificación debe contemplar acciones y objetivos claros. No puedes pretender tener éxito si generas contenido sin ningún tipo de estrategia. Ten muy en cuenta a qué público te vas a dirigir, de qué vas a hablar, qué vas a aportar, etc. Hay que planificar todos los elementos para mostrar la personalidad de tu marca.

3.- Hacer spam

Nadie quiere una publicidad que no ha solicitado. Intentar una promoción sin límites, enviar repetidas veces la misma información, publicar 40 fotografías seguidas de un concierto. Eso solo logrará que muchos seguidores te den unfollow enseguida. Además, es otro importante daño a la reputación de tu marca. Esto se trata de sentido común, de ponerse en la piel de los seguidores y evitar actuaciones que molestarían a cualquiera. Otra cosa, la mayoría de las redes sociales tiene reglas estrictas sobre el uso del spam y puede llegar a anular una cuenta por malas prácticas.

4.- No hay calidad, solo cantidad

De nada te sirve tener miles de seguidores o fans si a ninguno le interesa tu actividad o tus actualizaciones. Debes dirigirte a tu público objetivo y captar su atención. Tu objetivo debe ser volverte relevante en un target concreto y no batir ningún récord de fans, ya que no te servirá de nada.

5.- ¡Fotos feas!

Debes cuidar mucho el tipo de imágenes que pones de perfil o que subes a tu muro. Las fotografías “feas” o de mala calidad hacen que el usuario se lleve una mala impresión de ti. Debes velar por que tus fotos o videos sean lo mejor elaborados posible. No es necesario tener una cámara profesional para lograrlo, basta con tener una buena luz, saber elegir los ángulos, los encuadres, cuidar la simetría, jugar con los contrastes y colores y editarlas de manera efectiva. Hay un sinfín de aplicaciones con las que puedes hacer eso último.

¿Revisaste la lista y tienes algunos de estos errores? ¡Coméntame si agregarías otro asesino a esta lista!