La última actualización de Instagram trae una novedad bastante interesante: Podrás guardar los streams en vivo durante 24 horas.

¡Sí, así como lo lees! Tus transmisiones ya no se borrarán cuando termines el streaming, sino que tendrás la opción de guardarlo en tu perfil para que más tarde lo vea todo el que no pudo conectarse a tu transmisión. Los artistas pueden sacarle mucho provecho a esto, y aquí te diré cómo. ¡Presta atención!

¡Tienes más alcance!

Si tienes algo importante que compartir, aprovecha el alcance que ahora te brinda esta herramienta. Antes de esto, si hacías un video en vivo a las 9.00 de la noche, solo los fanáticos que estuvieran activos lo podían ver. Ahora quienes no lo vean es porque no quieren. Puedes, incluso, llegar a otras regiones con otros husos horarios, a las que no les convenga el momento en que lanzaste las transmisiones live.

Puedes posicionar un tema más fácil

Quieres que tu tema retumbe en todos lados, que la gente se lo aprenda, que lo cante, que lo comparta. Entonces pon manos a la obra: Realiza un live cantando esa canción y guárdalo ahí 24 horas. Las personas que no te vieron al momento, tendrán la oportunidad de hacerlo las veces que lo deseen durante 24 horas. Te lo aseguro, todos comenzarán a tararearlo.

¡Promoción cercana!

Aprovecha los streaming para promocionar tu nueva canción, tus conciertos, pero no te limites solo con eso. A lo largo del “en vivo” interactúa con tus seguidores, hazles preguntas, responde la de ellos. ¡Y no olvides a quienes verán luego la transmisión! Crea dinámicas en las que ellos también puedan participar.

¿Qué otras cosas se podrías hacer con los nuevos streams de 24 horas?