Todos hemos escuchado la frase, “una imagen vale más que mil palabras”, y en las redes sociales, donde la atención es baja, siempre debe aprovechar al máximo las oportunidades en este sentido y tu imagen de portada es el lugar perfecto para eso.

Cuando la gente visita tus perfiles de redes sociales, como Facebook o Twitter lo primero que ven es tu imagen de portada. Dicho esto, es importante usar ese espacio valioso en la parte superior del perfil para hacer que tu audiencia te recuerde.

Muchas empresas cometen el error de utilizar una imagen genérica, una imagen de baja calidad o una versión más grande de su imagen de perfil.

En esta publicación, veremos algunas de las mejores formas de sacarle provecho a tus imágenes de portada en redes sociales, para que tus perfiles sean más memorables.

 

Inspirar la acción

Debido a su posición prominente en la página, tu imagen de portada puede ser un gran lugar para plantar un buen llamado a la acción. Debes ser creativo y utilizarlo para inspirar curiosidad y actuar rápidamente.

Esta es una excelente manera de alentar al espectador a hacer clic y obtener más información sobre lo que les estás ofreciendo.

 

Espacio promocional principal

Tu imagen de portada también es un excelente lugar para promocionar nuevos productos y servicios.

Las publicaciones habituales pueden ocultarse fácilmente en tu transmisión junto con todo tu otro contenido, pero la imagen de portada permanece en la parte superior, ocupando un espacio prominente. Por lo tanto, definitivamente debes usar eso como una oportunidad para que la gente sepa sobre productos, ofertas o cualquier evento que puedas tener.

Si bien es probable que no quieras que tu imagen de portada sea siempre una promoción, usarla cuando tengas algo especial que anunciar atrapará la atención de tu audiencia.

 

Cuenta tu historia

Una imagen simple puede decir mucho sobre tu marca e impresionar a los visitantes de la página.

Si tienes un grupo musical puedes hacer una declaración sobre la identidad y la historia de tu banda; no tiene por qué ser elegante para dar a las personas una idea de quién eres. La gente quiere identificarse con las marcas que compra, y mostrar la personalidad detrás del logotipo es una excelente manera de conectarse.

En conclusión, si la usas correctamente, tu imagen de portada puede dejar un impacto duradero en tu audiencia, así que aprovecha y haz un esfuerzo para crear una imagen que muestre tu personalidad e inspire a las personas a ver el resto de tu contenido.

Cuando las personas ven una imagen llamativa con la que se identifican, es más probable que se queden y vuelvan. Vale la pena considerarlo en tu planificación estratégica.